Contacto: Carrer de Bolívia, 239, 1-1, 08020 Barcelona | Tlf: 623 59 58 17 | Mail: info@martinavintage.com

Erwine y Estelle Laverne

Erwine y Estelle Laverne

Biography

Erwine Laverne (1909-2003) y Estelle Lester (1915-1997) se conocieron en 1932 en la Art Students League de Nueva York, donde ambos estudiaban pintura, casándose dos años después.

Tras su boda, necesitaban ganarse la vida. Ambos procedían de familias de artesanos: el padre de Estelle era diseñador de joyas; el de Erwine, pintor y decorador itinerante que recorría el país pintando murales en iglesias y sinagogas, y a menudo encargaba a sus hijos que pintaran los fondos. Una vez, cuando un papel pintado impreso a mano no llegó de Francia, la familia decidió hacerlo ellos mismos. Así fue como Erwine junto con su hermano y un amigo pusieron en marcha un negocio de papel pintado a mano.
Uniendo su talento y centrándose en el diseño, crearon en 1938 Laverne Originals, una influyente empresa de Nueva York impulsada por su estilo artístico moderno, preciso y único y que terminó convirtiéndose en Laverne International.

Un encuentro casual con un ejecutivo de Macy's en 1942 resultó en un éxito vertiginoso para los Laverne. Erwine estaba comprando en la tienda manteles individuales de corcho para usar en lugar de lino y no le gustó la selección. Un vendedor que se identificó como vicepresidente de Macy's le retó a hacerlo mejor. Al día siguiente regresó a la tienda con bocetos que fueron recibidos con tal entusiasmo que Macy's publicó un anuncio a página completa en el New York Times. Los pedidos llegaron a raudales y, de la noche a la mañana, los Laverne alcanzaron un inmenso éxito.

En 1957 lanzaron su "Grupo Invisible" de muebles de plástico transparentes con curvas. Para ellos el elemento más importante de las habitaciones eran las personas, no los muebles. De ahí la invisibilidad.
En el apogeo de su popularidad, en los años 50 y principios de los 60, los Laverne produjeron, además de muebles, 90 telas estampadas a mano y patrones de papel tapiz. Tenían su sede en Nueva York y una red de salas de exposición satélite en todo el país. También fueron diseñadores de interiores muy conocidos, decorando casas y las oficinas corporativas de Ford y General Motors.

La sólida base en bellas artes de los Laverne los distinguió de sus contemporáneos de la época: Eero Saarinen, Charles Eames, Arne Jacobsen y George Nelson, todos ellos arquitectos o diseñadores industriales.
A diferencia de sus competidores, participaban activamente en todas las fases del trabajo: diseño, fabricación, venta, promoción y publicidad.

Como artistas, ideaban una forma y luego encontraban la manera técnica de fabricarla, en lugar de partir de una función o un problema que había que resolver.

Se mudaron a la finca Tiffany en Long Island, creando una especie de utopía artística, convirtiendo algunos de los espacios en ateliers donde serigrafiaban a mano sus telas mientras invitaban a artistas a vivir y trabajar.

En 1952 empezaron años de litigios con la familia Tiffany que hicieron que los Laverne perdieran el foco en su negocio y gastaran todo su dinero en honorarios legales. 
La pareja murió sin un centavo en una residencia de ancianos: Estelle en 1997 a los 82 años, y Erwine seis años después a los 94.

A pesar de este triste final, tuvieron un gran impacto en el mundo del diseño y sus piezas siguen siendo reconocidas y valoradas.

    Suscríbete a nuestro boletín y descubre antes que nadie nuevos productos y promociones.

    Al suscribirte, aceptas nuestra política de privacidad
    Top